miércoles, 13 de abril de 2016

La Estructuración Física y Temporal

En esta entrada os voy a contar la importancia que tiene la estructuración espacio-temporal, fundamentalmente en el aula de apoyo, pero también en todos aquellos entornos en los que realiza alguna actividad en un momento u otro del día la persona con TEA. En este caso, más concreto, en los diferentes entornos del centro escolar.

En cuanto a "estructura física" me refiero a la forma de colocar el mobiliario y materiales que conforman un ambiente en concreto. Dicha estructura es fundamental para las personas con TEA, puesto que ayuda a disminuir los estímulos auditivos y visuales que son irrelevantes, así como a favorecer el orden que estas personas necesitan en su día a día.

A las personas que trabajamos con estos alumnos, además, esta estructura nos ayuda a establecer unas áreas de aprendizaje y, dentro de éstas, a establecer unas rutinas que permiten a los alumnos asociar diferentes actividades a determinados lugares, facilitando su comprensión de las actividades y de las expectativas del aula, los materiales y, en general, de todo lo que les rodea.

Dentro de un aula de apoyo es fundamental crear espacios funcionales y significativos para los niños, a la vez que organizados y al alcance de su nivel cognitivo.

Para ello lo primero es disponer el mobiliario de forma que creemos rincones , cada uno de los cuales vaya destinado a una o varias actividades en concreto. En el Aula Cascabeles disponemos de 4 rincones diferenciados: el rincón de asamblea, rincón de ordenador, rincón de juego y rincón de trabajo. Dentro de cada uno de estos rincones trabajamos actividades diferenciadas, de forma que los alumnos ya son capaces de asociarlos a dichas actividades. Con esta estructuración espacial incuso los alumnos más pequeños que aún no han adquirido un lenguaje funcional, pueden anticipar el tipo de tarea que va a realizar cuando en el cronograma ven que les toca un determinado rincón. Adaptando su comportamiento a los diferentes espacios.


RINCÓN DE LA ASAMBLEA



RINCÓN DE ORDENADOR




RINCÓN DE JUEGO



RINCÓN DE TRABAJO




La estructuración espacial no solo debemos usarla en los centros, sino también en otros espacios como la casa, lugar donde muchas veces se dan problemas de conducta, la mayoría debidos a problemas en la falta de organización y planificación. Para realizar la estructuración en casa no sería necesario utilizar mobiliario, pero sería importante dar al niño espacios claros donde realizar las actividades diarias y, sobre todo, tener claro dónde queremos que haga las actividades de casa (comer en un lugar fijo en la cocina o en el comedor, tener un rincón de juguetes en el cuarto, etc). Asimismo es importante señalar los espacios con las claves visuales más adecuadas.


Por otro lado, hemos hablado de estructuración temporal. Dicha estructuración la realizaremos ayudándonos de las claves visuales que el niño requiere.

En el centro escolar utilizamos cronogramas de pared. Dichos cronogramas están ubicados en la asamblea, y el alumno lo utiliza siempre que terminamos una sesión. Por lo tanto en dicho cronograma lo que indicamos es qué tipo de asignatura o área le corresponde, y en casos en los que el nivel del alumno es más bajo, la profesora o profesor que le toca en ese momento.
Dependiendo del grado de abstracción del alumno, usaremos unas claves visuales u otras, recordando que el orden de aprendizaje de las claves visuales ha de ser progresivo y ha de estar adaptado al alumno (en nuestro caso hay alumnos que usan fotografías reales, otros pictogramas y otros, la palabra escrita).

A la hora de colocar un cronograma no debemos olvidarnos de usar las claves que indican temporalidad, como son la fecha de color rojo (que indica el momento actual), las ventanas blancas (que indican pasado) y los acetatos azules (que indican el futuro).

Además del cronograma de pared, usamos uno individual para la tarea en concreto, donde le planificamos una actividad o una sesión. Este cronograma es más pequeño y solemos colocarlo en la mesa.

Algunos de los ejemplos de lo que he mencionado anteriormente son:

Cronograma de mesa para un alumno que solamente entiende objeto real. Con éste se le planifica la sesión con diferentes actividades. Cada actividad representada por un objeto:



Cronograma de mesa en plano, utilizando pictogramas para planificar diferentes actividades:




Planificación de actividades a través de bandejas numeradas en horizontal. Con este tipo de planificación favorecemos el orden de los materiales, así como una temporalidad muy similar a la del cronograma usado en la pared.




En casa es recomendable utilizar también planificadores temporales en un sitio fijo, que puede estar en el dormitorio del niño, en la cocina, etc. Este cronograma servirá para planificar al niño una vez llega del colegio en las diferentes tareas de casa (baño, cena, deberes, etc).

Ejemplo de planificador para casa:






Para las salidas programadas como una reunión familiar, comida, compra, etc podemos realizar un cronograma en un tamaño más pequeño que podamos guardar en el bolso y que ayude a que el niño sepa en todo momento qué es lo que tiene que hacer.


En resumen, destacar la importancia de la planificación temporal y espacial del alumnado con TEA, como primer paso para atajar problemas conductuales.

1 comentario: